Dosier

La zarzuela mecánica. Aun siendo un fenómeno consolidado desde hace poco más de cien años, todavía hay mucho por indagar sobre el uso de los medios de reproducción mecánica en el ámbito musical y, particularmente, en la zarzuela. Entre los primeros artefactos reproductores, la pianola contribuyó de manera determinante a generalizar el consumo doméstico de la música. Jordi Roquer explica las singulares variantes de un instrumento lleno de matices. Poco después, el fonógrafo primero y luego el gramófono masificaron la audiencia acrecentando la fama de los grandes divos y consolidando el género grande con el que la zarzuela agotará su historia. Mario Lerena propone argumentos inéditos sobre el tema. También Concha Baeza aproxima, de manera pionera, el estudio de las portadas de los discos, señalando a autores apenas referenciados. Y, como punto de destino, David Peralta incide en la utilidad difusora de las redes sociales. De la masificación lograda por la ‘zarzuela mecánica’, capaz de asentar el carácter popular como género atemporal y repetible en el tiempo, según palabras de Benjamin, a la posibilidad de crear comunidad que las nuevas tecnologías ponen al alcance de todos.
Alberto González Lapuente
(coordinador del dosier)

Este dosier se compone de los siguientes artículos:
- La pianola como paradigma de la música de reproducción mecánica, por Jordi Roquer
- Los nuevos héroes del gramófono, entre la lírica y el pop, por Mario Lerena
- El mercado discográfico de la zarzuela: de los grandes éxitos, a la especialización, por Concha Baeza
- Zarzuelas sociales en las redes mecánicas, por David Peralta

¡Bach, Beethoven, Berlioz! En 1854, Peter Cornelius estableció las denominadas tres “B” de la música clásica cuando Brahms aún no había cumplido los veinte años. La celebración del 150º aniversario de su fallecimiento en París el 8 de marzo, está permitiendo la multiplicación, como si de milagro bíblico se tratase, de representaciones de obras absolutamente inhabituales en los escenarios mundiales. Los cinco continentes reconocen el genio y se rinden ante uno de los más grandes que, no obstante, no es ni de lejos uno de los más populares. El montaje de sus partituras requiere efectivos casi siempre extraordinarios, por lo que son poco programadas. Ahora bien, pocos compositores provocan hoy día una crítica tan unánime en cuanto a respeto y admiración.

Enrique García Revilla
Coordinador del dosier

Este dosier dedicado a Hector Berlioz se compone de los artículos:
- Una biografía novelesca, por Dominique Hausfater
- La música orquestal de Berlioz, por Julian Rushton
- Obra lírica: experimentador de nuevas formas, por Christian Wasselin
- El más grande escritor de entre los compositores, por Enrique García Revilla

Pasión, redención, símbolo. El tan admirable, fascinante y cautivador poder de la música se expresa no sólo técnicamente, a través de la armonía, la melodía y el ritmo. Esta proteica y extraña potencia contiene, sobre todo, una dimensión anímica de muy difícil conceptualización que puede conducir al éxtasis de las pasiones (corporal) o, en el otro extremo, al apaciguamiento o reconciliación con la vida en todas sus formas, e incluso, en última instancia, a la redención (éxtasis espiritual).
En este tercer dosier sobre pensamiento y música se dan cita tres perspectivas distintas, pero en absoluto excluyentes, a la hora de interpretar el arte musical. Si en Schelling aparece como la primera de las artes figurativas y representa el movimiento como tal, depurado de los objetos, en Philipp Mainländer refleja los estados de la voluntad, sus “vibraciones” (alegría, valentía y temor, esperanza y desesperación, amor y odio…), y, en fin, en el danés Kierkegaard se presenta atronadora y casi jactanciosamente en todo su esplendor como el arte de las pasiones, expresada de manera incomparable en el Don Giovanni mozartiano. Tres vías singulares y en algunos puntos extremas de comprender el influjo de la música en nuestro ánimo.
 
Este dosier se compone de los siguiente artículos:
 
- La música como dominio de las pasiones: Søren Kierkegaard, por Carlos Javier González Serrano.
- La genialidad sensual en el Don Juan de Mozart, por Søren Kierkegaard.
- Almas que vibran: la filosofía de la música de Mainländer, por Manuel Pérez Cornejo.
- Schelling y la arquitectura como música congelada, por Virginia Moratiel.

Hace ahora justo un cuarto de siglo el cineasta belga Gérard Corbiau estrenó su película Farinelli, il castrato. Para muchos melómanos fue una puerta abierta a un universo tan fascinante como desconocido, el de los castrati, grandes divos de la ópera del siglo XVIII y acaso los primeros ídolos de masas de la industria del espectáculo, capaces por sí mismos de llenar teatros y de provocar las más encendidas pasiones no solo entre los aficionados a la música sino también entre las damas de la nobleza europea, subyugadas por la singular condición sexual de estos irrepetibles cantantes. Pero quedan muchos aspectos por desentrañar sobre ellos, incluso de los que fueron celebridades máximas en su tiempo y cuyos nombres hoy nos resultan relativamente familiares: Farinelli, Senesino, Caffarelli, Carestini, Siface… Los castrati siguen rodeados en pleno siglo XXI de un halo de misterio. 
 
Este dosier se compone de los siguiente artículos:
 
- Farinelli español: más alla del mito del castrado, por Daniel Martín Sáez.
- Siface, el primer gran divo de la ópera, por Elena Bernardi.
- Carestini y Caffarelli, dos divos tan maravillosos como insoportables, por Eduardo Torrico.
- Fammi combattere!: Senesino, mi héroe de infancia, por Flavio-Benedeti.

Si es usted usuario de Spotify puede seguirnos en "spotify:user:revistascherzo" donde hemos publicado una playlist con ilustraciones sonoras para este dosier.

Conócenos

La tienda Scherzo te permite suscribirte a las ediciones en papel y digital de la revista, compar los números completos desde 2016 hasta ahora —los números anteriores están disponibles en nuestra hemeroteca— o contenidos concretos de los últimos meses.

¿Necesitas ayuda?